Tlf: 651 043 319

  • Redes sociales
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Cristina Ballenilla Reina  ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido desarrollar esta web y contenido audiovisual para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa. (18-1-2019). Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Málaga.

El mindfulness es una técnica milenaria, que proviene
de las enseñanzas budistas. Puedes consultar los cursos aqui.

El mindfulness, desde su raíz budista, es la comprensión de una de las múltiples funciones mentales necesarias para desarrollar un camino espiritual que transciende lo mundano y esta vida.

La motivación en budismo es transcendetal, donde la intención con mentes virtuosas, es básico y lo que le da sentido.

La comprensión de objetos significativos de vidas pasadas y futuras, la ley del karma, la vacuidad.... son imprescindibles para poder entender sus enseñanzas.

El mindfulness es una herramienta mental dentro de las otras 50 funciones mentales que poseemos.

Comprendemos nuestra propia mente para desarrollarla en este camino a la liberación ( el Nirvana)


Lleva miles de años ayudando a personas a
conocerse mejor a sí mismas, a tener una autoestima más
alta y a superarse personalmente. Esto nos lleva a ser más
felices en nuestra vida diaria.


El mindfulness es la técnica de vivir en el momento
presente. En el aquí y en el ahora. Olvidarnos de todo lo
que sucedió en el pasado y de todos los pensamientos que
tenemos de aquello que va a suceder en el fututo.

Podemos encontrar sus raíces en el budismo y su impulsor en la
sociedad occidental fue Jon Kabat-Zinn.


Mindfulness es el esfuerzo intencional para prestar atención y de
estar consciente en la experiencia o momento presente, sin juzgar.Se
trata de darse cuenta de qué está ocurriendo en el instante en el que
vivimos, centrándonos únicamente en ese intervalo de tiempo, con
el fin de encontrar la serenidad y el bienestar personal.

 

Es un modo, un estilo de vida en el que se rechazan los prejuicios, debiendo
mantenerse en un estado de apertura hacia las sensaciones,
pensamientos y actitudes sin valorar o evitar dicha experiencia.
Consiste en implicarse activamente en el ahora, en el momento
presente, de tal modo que se tenga una completa consciencia sobre
el acontecimiento que estamos viviendo, sin pretender mantener un
control sobre el mismo, ya sea un pensamiento, una emoción, un
recuerdo, una actitud, alguna palabra procedente de otro individuo,
etc. Se trata de percibir y observar lo que sucede sin juzgar ni
intervenir, lo que favorece que podamos recibir una mayor y mejor
sensación de la situación que estamos viviendo; supone la
aceptación de la realidad tal y como se presenta en el momento en
que nos encontramos.


Mindfulness puede considerarse un conjunto de técnicas de
meditación que pretenden liberar la mente de pensamientos nocivos
y desagradables, de tal modo que fortalezcamos nuestra mente para
alcanzar el bienestar personal y la paz interna, favoreciendo el
estado de felicidad, tranquilidad y armonía consigo mismo,
desembocando en la máxima de tales técnicas, que es el logro de un
incremento de la calidad de vida de los individuos.
Los aspectos en que se basa la técnica del Mindfulness pueden
resumirse en los siguientes: centrarse en el momento presente;
apertura a la experiencia y a los hechos; aceptación radical de la
experiencia; vivir con atención plena; no se busca el control de las
reacciones, sino que la persona las experimente de forma natural.

Ahora puedes entrenar esta técnica de una forma más sencilla con Realidad Virtual.

La Realidad virtual permite que te sumerjas de una forma más rápida y vivas la experiencia en tu totalidad.

De esta forma facilita el hábito de llevar a la práctica diaria este tipo de técnica.

beneficios de la atención plena mindfulness

—Estar plenamente en el presente, en el aquí y ahora

—Observar pensamientos y sensaciones desagradables tal cual son.

—Conciencia de aquello que se está Evitando *

—Conexión con uno mismo, con los demás y con el mundo que nos rodea.

—Mayor conciencia de los juicios

Aumento de la conciencia de si mismo

—Menor reacción frente a experiencias desagradables

— Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que     pienso)

—Reconocimiento del cambio constante (pensamientos, emociones y sensaciones que vienen y van)

—Mayor equilibro, menor reactividad emocional.

—Mayor calma y paz  

—Mayor aceptación y compasión de si mismo.

—

estudios científicos sobre la atención plena


Son numerosos los estudios científicos que se han realizado
sobre los efectos de la práctica del mindfulness. En 1993 se
publica la primera investigación al respecto y, desde tal
fecha, no han cesado los análisis en lo referente a la utilidad
del mindfulness en los diferentes campos aplicables, como
son, entre otros, los problemas de ansiedad, la depresión
recurrente, los trastornos alimenticios, los trastornos de la
personalidad, las conductas adictivas..., obteniendo, en la
mayoría de estos estudios, unos resultados positivos y
exitosos.
Publicaciones científicas de los efectos médicos en personas
que participaron en los programas MBSR han demostrado
una reducción del 35% en los síntomas médicos y una
reducción de un 40% en los síntomas psicológicos (estable
durante cuatro años) (Kabat-Zinn, 1982, 1986, 1992, 1998,
Millar et al 1995, etc.).


Con la intención de reseñar algunos de los resultados
obtenidos en los estudios científicos sobre los beneficios en
diferentes diagnósticos, podemos destacar:


- En personas con cáncer, tras una intervención de MBSR
(Mindfulness based Stress Reduction), éstas
personas disminuyeron significativamente el malestar
en el estado de ánimo (65%) incluyendo depresión,
ansiedad, enojo y confusión, y también se registró un
descenso en los síntomas de estrés como la
sintomatología cardiopulmonar y gastrointestinal
(Speca 2000).


- En personas con dolor crónico, se demostró que
disminuye tanto el dolor como la inhibición de las
actividades diarias. Además se reducen las
alteraciones en el humor y los síntomas psicológicos
(incluyendo ansiedad y depresión). La utilización de
drogas asociadas al dolor es menor, y aumentan los
niveles de actividad y de autoestima.


- En cuanto a las cefaleas, la meditación ha demostrado
que disminuye el nivel de actividad de las cefaleas
(Anastasio, 1987).


- En relación a la ansiedad, el entrenamiento en
Mindfulness reduce significativamente los síntomas de
ansiedad, el estrés psicológico y la depresión
secundaria (Kabat-Zinn 1992).


- En diabetes tipo I, el entrenamiento en meditación
demostró descensos significativos en los niveles de
glucosa en pacientes con una diabetes tipo I mal
controlada (McGrady 1991).


- En personas con depresión, se produce una reducción
significativa en relación a la reincidencia de episodios
depresivos en aquellos pacientes que habían recibido
tratamiento para la depresión.